Maite Larraza Goiburu - Consulta de Homeopatía

¿Qué es la Terapia Cráneo-Sacral?

Conocida también como terapia cranosacra o terapia sacrocraneal, es una terapia manual suave y profunda desarrollada a partir de los principios de la Osteopatía Craneal y descrita por el osteópata estadounidense Dr. William G. Sutherland a comienzos del siglo XX.

¿Qué es el Sistema Cráneo-Sacral?

El sistema cráneo-sacral se compone de las meninges y el líquido cefalorraquídeo que rodean y protegen el encéfalo y la médula espinal. Todo este sistema se extiende por los huesos del cráneo, la cara, la boca, y desde el cráneo continúa por toda la columna vertebral hasta llegar a su extremo inferior que es el sacro.

El ritmo del sistema cráneo-sacral se puede sentir tan claramente como los ritmos cardio-vascular y respiratorio. Pero a diferencia de los otros ritmos, el ritmo cráneo-sacral se puede evaluar y corregir a través de la palpación.

¿Cómo funciona?

Durante la sesión el paciente siente el contacto ligero de las manos del terapeuta entrenado en escuchar los movimientos sutiles del cuerpo, sus ritmos, pulsaciones y patrones de congestión y resistencia. Esta escucha proporciona información importante sobre el funcionamiento de la persona en su totalidad.

En respuesta a golpes físicos, malas posturas prolongadas, sobreesfuerzos, tensiones, problemas emocionales, etc. los tejidos del cuerpo se contraen. En ocasiones, esta contracción (sobre todo si el golpe ha sido fuerte o el trauma emocional intenso) queda contenida en el cuerpo, limitando su buen funcionamiento, y creando restricciones que provocan problemas que pueden incluso durar años.

Un terapeuta entrenado puede percibir estas restricciones, identificar su origen y trabajar con ellas. Utilizará sus manos para mostrarle al cuerpo del paciente el patrón restrictivo que está manteniendo. Al hacerlo, éste tendrá la oportunidad de soltarlo y encontrar una nueva forma de organizarse, ya que el complejo cuerpo-mente al recibir la información correcta de su propio desequilibrio, es capaz de equilibrarse por sí mismo.

Siguiendo este principio fundamental, el terapeuta nunca impone nada sobre el cuerpo de la persona, ni fuerza a su organismo a hacer algo para lo que todavía no está preparado. Es el mismo sistema del paciente el que lleva la directriz de su proceso de curación. El terapeuta craneo-sacral sintoniza con su sabiduría interna y su inteligencia corporal y sigue las pautas que le indican.

Cuando se liberan las tensiones, se libera también la energía que antes se utilizaba para mantener la contracción. Por lo tanto, uno de los beneficios de esta forma de terapia corporal es aumentar nuestro nivel de energía, pudiendo también conseguir una relajación más profunda.

Una parte importante de este trabajo es la toma de conciencia del propio proceso vital.

Generalmente es necesario realizar una serie de sesiones para obtener todos los efectos beneficiosos que esta terapia puede ofrecer.

¿A quién puede beneficiar? 

La Terapia Craneo-Sacral es tan suave y segura que es apropiada para personas de todas las edades, desde ancianos hasta niños y bebés.

Al tratarse de una terapia global de todo el cuerpo, puede ayudar a las personas con casi cualquier condición, incrementando su vitalidad y permitiendo utilizar sus propios recursos de autocuración.

El énfasis del trabajo radica en acompañar a la persona a restablecer su expresión de salud.

¿En qué casos está indicada la Terapia Cráneo-Sacral?

La Terapia Cráneo-Sacral potencia las propias capacidades del cuerpo para autorregularse. Ayuda a aliviar y/o paliar un gran número de enfermedades, dolores y disfunciones, incluyendo:

  • Dolores de cabeza y migrañas
  • Problemas de oído, vista o boca
  • Sinusitis y neuralgias faciales
  • Mejoria en algunos tipos de depresiones
  • Estrés, ansiedad, cansancio crónico
  • Falta de concentración
  • Problemas emocionales
  • Tratamiento en relación con la boca, ATM, bruxismo…
  • Muy recomendable para bebes y niños: cólicos, alergias, otitis, hiperactividad y traumas infantiles.

Breve historia del masaje

El masaje existe desde el origen del hombre y se puede comprobar en los dibujos que corresponden a la época de la Prehistoria.

Los libros sagrados de los vedas y de los chinos también hablan de su práctica. Los sacerdotes egipcios eran médicos empíricos que utilizaban el masaje como medio de curación, pero fueron los griegos los primeros en dejar constancia escrita.

¿Por qué el masaje tiene propiedades curativas?

Se llama masaje terapéutico a toda aquella técnica manual capaz de aliviar o quitar el dolor favoreciendo el bienestar físico y psíquico de la persona.

Desde el mismo momento en el que se estimula el sistema inmunológico se convierte sin pretenderlo en un acto terapéutico.

Diversos estudios han demostrado que durante la palpación de ciertas zonas del cuerpo por medio del tacto, el cerebro segrega endorfinas favoreciendo el bienestar de la persona.

Efectos sobre la musculatura

El masaje ayuda a combatir los desequilibrios tanto musculares como posturales que producen dolor, mejorando la relajación y la flexibilidad del músculo.

Además, los masajes actúan proporcionando una acción analgésica siendo ideal en las enfermedades degenerativas.

Efectos sobre la circulación

El masaje circulatorio es el que se efectúa para favorecer y activar el riego sanguíneo, ayudando a la eliminación de toxinas y mejorando el intercambio de gases y nutrientes. De esta forma se pueden prevenir las lesiones circulatorias.

Efectos sobre la piel

El masaje también facilita el movimiento de la piel sobre otras estructuras evitando adherencias y mejorando cicatrices.

Efectos sobre el tejido subcutáneo y adiposo

El masaje descongestiona y elimina las cargas fisiológicas sobrantes, a la vez que facilita la absorción de líquidos y edemas.

Efectos sobre las articulaciones y ligamentos

El masaje sobre las articulaciones y ligamentos favorece la elasticidad de los tejidos, además de acelerar la circulación  y activar la formación de liquido sinovial que aumenta la movilidad articular a la vez que la protege de lesiones.

También es muy aconsejable para la curación de distensiones, esguinces y torceduras.

Efectos sobre los órganos internos

El masaje  tiene efectos beneficiosos intensificando notablemente los procesos metabólicos, además de ayudar a mejorar la actividad de los órganos digestivos y la evacuación de desechos regulando la función intestinal.

Masaje y cáncer

Se ha demostrado que el masaje reduce la fatiga, el dolor, la ansiedad y las náuseas que a menudo tienen los pacientes con cáncer, según el médico rehabilitador del Cancer Center de la Universidad de Texas.

Si bien no es un tratamiento contra el cáncer, el masaje parece aliviar los síntomas de la enfermedad y ayuda a los pacientes a enfrentar los efectos secundarios del tratamiento.

¿Sabías que en la India se les da Masaje diario a los niños?

Desde su nacimiento hasta los seis años, los niños son masajeados; con ello sus defensas se fortalecen y sus músculos se estimulan. Cuando llegan a dicha edad, son entrenados para dar masaje a los abuelos, quienes notarán los beneficios en articulaciones y Sistema Inmune. De hecho el Masaje en pareja forma parte natural de la vida marital, incrementando la unión de los seres y fertilidad.

Consulta Integral

  • Homeopatía
  • Terapia Craneosacral
  • Masaje Terapéutico

Pide cita en:

656 32 50 05

Consulta online

Consultas en

  • Tolosa c/ San ignacio, 6 1ºC  Mapa
  • Zarautz Blaiblai, Avda Navarra 37A  Mapa
  • Zumaia Basadi 3, bajo  Mapa